28 sept. 2016

THE ROOMSOUNDS (de gira por España)




Jueves 29 de septiembre, Sala Rocksound, Barcelona
Viernes 30 de septiembre, La Ley Seca, Cadrete
Sábado 1 de octubre, Veneno Stereo, Castellón De La Plana
Domingo 2 de octubre, La Traviesa, Torredembarra, Tarragona
Jueves 4 de octubre, La Cochera Cabinet, Malaga
Miércoles 5 de octubre, Louie Louie, Estepona, Málaga
Jueves 6 de octubre, Sala Impacto, Plasencia, Cáceres
Viernes 7 de octubre, Salason, Cangas, Asturias
Sábado 8 de octubre, Centro Niemeyer, Avilés, Asturias
Lunes 10 de octubre, Antzokia, Bilbao
Miércoles 12 de octubre, Cafe Cultural Auriense, Ourense
Juevdes 13 de octubre, El Gran Café, León
Viernes 14 de octubre, International Jazz & Blues Festival, Cambrils, Tarragona

The Roomsounds publicaron el pasado mes de marzo su segundo álbum “Elm St.”, grabado en los legendarios estudios FAME en Muscle Shoals en Alabama por parte de este cuarteto tejano de rock and roll clásico y power pop que anuncia gira española en septiembre y octubre, disco producido por Beau Bedford y John Gifford, el ingeniero de FAME.
“Elm St.” el nombre que da título al nuevo disco de The Roomsounds, está dedicado a un famoso local en su ciudad natal, Dallas, llamado Elm St, lugar extravagante por el pasaron artistas de la talla en la ciudad como Blind Lemon Jefferson, Lead BellyRobert Johnson de una banda que se adhiere a sonidos de bandas y nombres como como Badfinger, Beatles, Stones, Black Crowes o The Jayhawks, haciendo su propio sonido, rocanrol y power pop, desarrolladas algunas veces con sonidos acústicos y con armonías vocales.
Ryan Michael, Sam Janik, Dan Malone, y Red Coker integran The Roomsounds, que no sabemos si son el futuro, presente o pasado del rock ‘n’ roll, cuestión que no es necesariamente relevante. Lo que importa aquí en su nuevo disco “Elm St.” es el espíritu genuino por ese amor por el blues americano y aquella música británica que invadió América en los 60, han logrado crear y envolverla música de raíces por excelencia. Fue por eso Rick Hall, propietario de los estudios FAME en Muscle Shoals, se puso en contacto con ellos para que grabasen su disco allí tras verlos en un vídeo de la canción “Couldn’t Break My Spirit”, estudio por cierto tiene más de 300 discos de oro.
Ryan Michael, cantante y líder de The Roomsounds, explica lo difícil que ser músico, dejándolo bien claro en el primer estribillo de la primera canción del disco: “Este viejo lugar, se ve como el infierno, mi habitación es una cama de ropa. Dos guitarras y un micrófono que le robé a mi ex novia… “. Buen disco de The Roomsounds “Elm St.”
www.dirtyrock.info
Podríamos definir a The Roomsounds como a un cruce entre los primeros Tom Petty & The Heartbreakers y unos Rolling Stones setenteros, pero desprovistos de toda la suciedad que Richards y compañía imprimían a sus temas en aquella era dorada. Como claro ejemplo de a influencia de los primeros un tema como “Wolf In Sheep’s Clothing”; en cuanto a los segundos valgan “Bad Situation” o “Lay My Head Down”. Su marcada tendencia a la melodía, en algún momento incluso casi rozando el power pop -citan a Big Star como una de sus bandas de cabecera-, les hace firmar también temas más flojos, como “Baby’s Got the Bluest Eyes”.
www.rockandrollarmy.com

23 sept. 2016

The Mutton Birds







Banda De Nueva Zelanda fundada en 1991 y rodaronn hasta el 2002. Su lider Don McGlashan  junto con Ross Burge, y David Long, eran veteranos en loa escena de su pais.


15 sept. 2016

Rescata 50.000 discos de vinilo que habían ordenado tirar a la basura

El sótano que la compañía de basureros Junk King estaba vaciando estaba lleno hasta el techo de discos de vinilo. En total había 170 palés industriales y 75 estanterías llenos de discos hasta la bandera. Las órdenes eran las órdenes (El sótano debía quedar vacío) pero a la compañía no le importó que Wallace acelerara ese trabajo llevándose una parte a la oficina que, afortunadamente, acababa de alquilar en el mismo edificio.
El problema era que no había tiempo de seleccionar, así que Wallace hizo lo que buenamente pudo y eligió estanterías por calidad y por género. Terminó llevándose un poco más de la cuenta. Después de 10 días empaquetando día y noche, este entusiasta de los vinilos terminó con 12 palés de 450 kilos cada uno. Según los cálculos, se ha llevado algo más de 50.000 discos, y lo que más le duele es que el resto haya acabado en algún vertedero.
Por supuesto, el coleccionismo no es lo único que motivaba a este amante de la música. La idea de Wallace es clasificar el botín y vender los discos más valiosos para ayudar a financiar su nueva oficina, y ahí es donde comienza el problema. “Esto no va a hacerse en un día”, confiesa en una entrevista a MEL. “Incluso aunque logre catalogar 100 discos al día, esto va a llevar bastante tiempo”, añade.

Entre la colección aún no ha aparecido ningún tesoro, pero sí álbumes que cuestan sus buenos 30 dólares en eBay. La colección incluye de todo, desde Lionel Richie a la banda sonora de la película Zorba el Griego, la banda sonora de Star Wars, Grateful Dead, Michael Jackson, KISS... Música para toda una vida.
A estas alturas la gran pregunta es ¿cómo demonios terminaron todos esos discos abandonados en un almacén en primer lugar? La respuesta a esa pregunta es The Record Exchange, una tienda de vinilos nuevos y usados que funcionó en Chicago entre 1977 y 2004. Su propietario, Gary Horwitz, la abrió para acercar la música a la gente, y logró su objetivo. The Record Exchange fue un éxito y hasta sirvió de inspiración a la mítica película High Fidelity.

Horwitz compraba los discos al por mayor con la idea de que algún día tendrían algún valor, pero le pilló la jubilación. Este mismo año, el promotor de The Record Exchange se mudó a Hawai con dos contenedores repletos de vinilos seleccionados (unos 120.000) y la intención de abrir una estación de radio en la isla. Respecto a las toneladas de discos que dejó en el almacén, Horwitz se encoge de hombros. “Seleccionarán lo que tenga algún valor, y el resto probablemente lo tiren, pero yo no haría eso a la ligera. Algunos de esos discos son primeras ediciones. Si alguien tiene el tiempo y la paciencia, puede encontrar auténticas joyas.”
Parece que Wallace ha recogido el guante lanzado por el dueño de The Record Exchange. Ahora solo falta que se haya llevado los 50.000 en los que había algo de valor. [vía MEL]